¿Qué es una crisis de ansiedad o de pánico?

“Creía que me moría”, suele ser la descripción de crisis de pánico. Una crisis de pánico es un estado de miedo intenso con reacción de paralización, y/o descontrol. La ansiedad va en aumento hasta llegar al pánico. La persona se siente en grave peligro, y siente que no puede hacer nada al respecto. Con frecuencia se produce taquicardia, sudores, calambres, alteración de la respiración, dolor en el pecho o garganta, mareo, sensación de que no está ocurriendo en la realidad, que es un sueño o algo raro

Las crisis de pánico pueden llegar a repetirse con frecuencia. Es importante acudir a un terapeuta si uno las experimenta y no limitarse a tomar medicación para tranquilizarse. Con frecuencia la psicoterapia nos ayuda a entender por qué suceden y eso nos facilita las claves para mejorar nuestra situación. Aunque la medicación no soluciona las crisis, es muy útil para que se limite el efecto de las crisis hasta que la persona haya desarrollado suficiente fuerza propia para controlar la situación, algo similar a una escayola para una pierna rota. Un ataque de pánico es de hecho algo muy similar a una pierna rota: ocurre cuando las defensas de la personalidad se rompen.

Puede que este vídeo te ayude un poco más